domingo, 19 de noviembre de 2017

LAS CAVAS DE LA SIERRA DE MARIOLA


LAS CAVAS, NEVERAS Y VENTISQUEROS DE LA SIERRA DE MARIOLA


Cava Arquejada o Cava Gran.


La Sierra de Mariola se encuentra entre las comarcas  alicantinas del Comtat, y L´Alcoià. De su extremo NO, también participa la comarca valenciana de la Vall d´Albaida.



Rodean la Sierra, los municipios de Alcoi, Cocentaina, Muro del Comtat, Agres, Alfafara, Bocairent y Banyeres de Mariola.


Agres con el Benicadell al fondo.

La Mariola perteneciente al sistema Bético, más concretamente al pre-bético, se encuentra orientada de noreste a suroeste a lo largo de treinta kilómetros, prolongándose hacia occidente en  las sierras de  la Fontanella, Onil y Biar, también recogidas en el ámbito de la Sierra de Mariola. Su anchura máxima es de cinco kilómetros, y una altura media de 1.000 m.s.n.m., altura que va perdiendo según se extiende hacia el oeste.

En altura es la tercera sierra de Alicante, tras las de Aitana y Puig Campana, siendo su punto culminante el Montcabrer con 1.390 m.s.n.m., situado en la cresta de montañas que cierra la Mariola de norte a sur, y en la que también se encuentra el Teix o Comptador de 1.264 m.s.n.m., y Pla de les Vaques de 1.354 m.s.n.m.



El Montcabrer, cumbre principal de la Sierra de Mariola
Del Teix hacia el oeste, discurre otra cresta de montañas, en la que tenemos el Alto de la Cava o del Rellotge de 1.127 m.s.n.m. y el Portín de 1.087 m.s.n.m.




La Cava de D. Miquel, el Portín y Bocairent al fondo.

Geológicamente hablando, es un ejemplo de pliegue anticlinal, compuesto por materiales calizos, margas, areniscas del cretácico, con innumerables manifestaciones de fenómenos cársticos, como simas, lapiaces, etc. Este anticlinal, se encuentra hundido entre el sinclinal de Bocairent y la Valleta d´Agres, y la falla que discurre de norte a sur, entre Muro y Cocentaina, que llega hasta el riu Alcoi. Este hundimiento, junto con la elevada pluviosidad de la zona, ha favorecido la formación de valles, y barrancos, como el del Cinc, así como demás fenómenos cársticas.





Su orientación hacia los vientos de levante, así como su altura, favorecen su alta pluviosidad, que  en estaciones frías se convierten en precipitaciones en forma de nieve, elemento este último, no poco frecuente a lo largo del año, lo que además de promover la formación de los citados fenómenos cársticos, ha dotado a la sierra de una de las mayores riquezas hídricas de la Comunidad, dando lugar al nacimiento de los ríos Vinalopó, Agres, Serpis y Clariano.




No solo por sus aguas es famosa la Mariola,  ya lo era en tiempos pretéritos, por su gran riqueza botánica, que atrajo a científicos de la época, y entre ellos, a nuestro insigne Cavanilles.

Con más de 1.200 especies diferentes de plantas catalogadas, podemos encontrar varios endemismos, pero sin duda, de entre sus plantas, las más populares son las aromáticas y medicinales.




La Mariola alberga frondosos carrascales, pinares, fresnos, y aunque muy mermado, el bosque de tejos más meridional de Europa, el cual se encuentra en las faldas septentrionales del Teix o Comptador.


Tejo nacido en el interior de la Cava Arquejada.


Toda esta riqueza, es la que ha generado una larga y antigua relación entre el hombre y esta sierra, que se manifiesta en el gran número de masías, fuentes, ermitas, castillos, y caminos que pueblan estos parajes.





Mención especial merece, el gran número de pozos de nieve, y ventisqueros que se conservan, y que son testimonio de la importante y productiva industria de la nieve en estas sierras, que desde el siglo XVI, y hasta el primer tercio del siglo XX, supuso una importantisima fuente económica para las gentes de estas montañas.


Cava de l´Habitació

A pesar de esta gran riqueza, la Mariola no ha permanecido a salvo del poder destructivo del fuego, ni de la presión del hombre, hasta que en 2002 fue declarado Parque Natural de la Sierra de Mariola, acogiendo así bajo su amparo 17.000 ha.




LA INDUSTRIA DE LA NIEVE:

Hace más de 6.000 años, ya se comerciaba con la nieve y el hielo. En el Mediterráneo y en la Europa occidental, la utilización del frío natural cayó en desuso durante la Edad media. En ese periodo, su utilización solo fue privilegio de ciertas cortes y algunos monasterios.

Fue el Islam, transmisor de tantas innovaciones tecnológicas, quien introdujo de nuevo el consumo del frío en Europa, y en particular en la península ibérica.



El frío, durante años, se utilizó con fines terapéuticos: corte de hemorragias, tumores, combatir fiebres… su calado en las costumbres renacentista, y la incorporación del frío en la dieta alimenticia en forma de helados, sorbetes, bebidas frías, conservación de alimentos, hizo que finalmente se instalara culturalmente, popularizándose en la sociedad entre los siglos XVI y XVII.





El cambio climático producido entre mediados del siglo XVI y principios del XIX, caracterizado por unos inviernos muy húmedos y rigurosos, con periodos de abundantes nevadas, y que se dio en llamar “Pequeña Edad de Hielo”, facilitó abundantes cosechas de nieve para la producción de hielo. De este periodo climático, existen evidencias documentadas de varios episodios en los que se llegó a congelar el lago de la Albufera, y el rio Ebro, antes llamado riu de Tortosa.





La reactivación económica y el aumento demográfico tras la profunda crisis del siglo XVII, el importante número de puertos pesqueros de nuestras costas que precisan de frio para poder conservar el pescado durante su transporte para su consumo en el interior, generó una enorme demanda de hielo en los núcleos urbanos más poblados: Vinaroz, Castellón, Valencia, Gandía, Xàtiva, Alcoi, Alicante etc.

Tal demanda de hielo, consolida la industria y el comercio del hielo natural en nuestras tierras, alcanzando su zenit en la segunda mitad del siglo XVIII. Como dato significativo, a finales del siglo XVIII, en la ciudad de Valencia entraban de media, cinco toneladas de hielo diarias.




La importancia e interés por el frio fue tal en nuestras tierras, que la primera publicación monográfica del uso de la nieve, titulada “Tratado de la nieve y del uso della” se publicó en 1569, y fue obra del médico setabense Francisco Franco.  De hecho las neveras que vamos a recorrer en este artículo, su primer propietario fue la ciudad de Xàtiva, en esos tiempos denominada San Felipe.

Esta gran demanda de hielo de las grandes poblaciones, estimuló a las administraciones locales a que intervinieran para garantizar el suministro del preciado frío, promocionando la construcción de depósitos de nieve en las sierras más cercanas, para, posteriormente arrendarlas al mejor postor, y poder obtener ingresos a través del arriendo y de los tributos a los que se sometió el comercio de la nieve.

Los ingresos que se obtenían  por parte de los municipios, no eran menores, pues en algunos casos llegó a subvencionar la instalación del alumbrado público, y en otros se armaron galeras para la defensa el litoral de la piratería berberisca.

Pero cubrir toda esa demanda de hielo, requería de una compleja logística de una red de depósitos, caminos, arrieros, carros y animales de carga que procuraran el abastecimiento a los núcleos urbanos del perecedero elemento.  El transporte a las poblaciones más cercanas, se solía realizar por la noche; se cargaba el hilo en caballerías provistas de serones, mantas e incluso a hombros, para salvar los tramos de senda no aptos a otros medios de transporte, ya en terrenos más accesibles, el hielo era cargado en carros, y transportado en cajas de madera preparadas a tal efecto, llegando a las ciudades al amanecer, descargando el hilo en depósitos especiales para su conservación.




Poblaciones más lejanas, como Cartagena, que precisaba de abundante hielo debido a ser puerto importante, cuando era necesario traerlo de la provincia de Alicante, los portes podían tardar de 5 a 6 días. Evidentemente la perecedera carga, sufría mermas importantes que oscilaban entre el 20 y el 50 por cien de la misma.

Estas singulares construcciones que conservaban la nieve, según la zona geográfica, o el idioma del lugar, eran denominadas de muy distintas formas. En la zona de la Safor, Benicadell, la Vall d´Alcalà, Tàrbena, eran denominadas,neveras”.  En los municipios de la Sierra de Mariola “cavas”, pero en Alcoi utilizan el nombre de Clot. En Parcent y Almudaina se denominan “caseta de la neu”, también son denominadas “pou” y “pouet” En zonas castellano parlantes se les denomina “pocico”, y en Valencia y Castellón más frecuentemente se les llama neveras y ventisqueros, aunque entre ventisquero y nevera, hay importantes diferencias físicas.

Estos depósitos, suelen ser pozos abiertos en el suelo, de forma circular y cuyas paredes se revestían de piedra que se cubrían de mampostería, rematando el pozo con unas arcadas, sobre las que descansaban unas vigas de madera que sustentaban un tejado normalmente recubierto de teja moruna, a veces, los pozos eran rematados con una bóveda de piedra.
Caveta del Buitre

El suelo del pozo, estaba hecho de losas de piedra con acanaladuras para evacuar el agua y evitar así el encharcamiento del depósito. En la parte superior del pozo, solía haber varias entradas por las que se introducía la nieve recolectada. En el interior del pozo, varios operarios compactaban mediante pilones y tablas la nieve, para así convertirla en hielo formando varias capas, las cuales se separaban mediante paja, para facilitar posteriormente el corte del hielo en piezas en el momento de su transporte.

Entre las paredes del pozo y la nieve, se dejaba una pequeña separación para que de esta forma, la nevera conservara una capa de frio que debido a su mayor peso, mantenía el hielo bajo una atmósfera fría, la cual contribuía a la conservación del hielo durante meses, e incluso años.





Una vez llenada la nevera, se sellaban las bocas de acceso,  y  la nevera solía quedar custodiada por el nevater  hasta el verano, periodo en el que se iba extrayendo el hilo en piezas para transportarlo a las poblaciones de consumo, que solían ser las propietarias de las neveras de donde procedía la preciada meteria.

Otro tipo de depósito de nieve eran los ventisqueros o neveros, que mayoritariamente era el aprovechamiento de concavidades del terreno, las cuales a veces se profundizaban un poco más, y en las que se acumulaba la nieve, la cual tan solo se protegía del sol mediante ramas y piedras para evitar su rápido deshielo.





Esta actividad, tuvo un importante impacto económico entre los habitantes de las montañas, ya que procuraban unos jornales muy necesarios en el invierno ya que coincidía con el periodo de menor actividad agrícola, complementando de esta manera, las economías familiares de los lugareños, que en su mayoría, era una economía de subsistencia.

La industria de la nieve tuvo in impacto económico tan fuerte en las zonas de montaña, que como testimonio existe episodio documentado por Mallol, en el que relata: “que en la nevada que se produjo entre los días 5 y 6 de marzo, de 1762, 1.000 personas y 700 caballerías se afanaban en el Carrascal de la Font Roja y el Menejador recolectando nieve”

Era habitual, que con la caída de una abundante nevada, en los pueblos cercanos a estos depósitos, si hiciera un bando de llamada para trabajar en la recolección de la nieve.
En el verano, coincidiendo con el aumento del consumo de hielo, también se producía un repunte en la contratación de mano de obra para el transporte y manipulación del hielo, promoviendo de esta manera los oficios de arrieros, y nevaters, estos últimos llegaron a constituirse en Gremio.

A finales del XIX, la inversión climática y los avances tecnológicos que lograron la producción artificial del hielo, (año 1888 primera fábrica de hilo en Alicante) se inició el ocaso de cuatrocientos años de tan importante actividad económica en nuestras montañas, y de cuya constancia, nos queda tan importante legado arqueológico que podemos y debemos conocer, las neveras, pozos de nieve, cavas, y ventisqueros de la Sierra de Mariola. 

Según Jorge Cruz Orozco, en nuestra comunidad se conoce la existencia de unos 320 neveras, estimándose que aproximadamente un 20% de ellas han desaparecido.

 Podemos encontrar neveras a lo largo de todas las montañas de nuestra Comunidad, la mayor concentración de ellas, y posiblemente la mayor del mundo la tenemos en la Bellida en el Alto Palancia, ya que en un radio de 800 metros existen 50 ventisqueros y neveras, que suministraban hielo a la ciudad de Valencia. Era frecuente en la ciudad de Valencia, que muchos horchateros procedieran de Alcublas, localidad vinculada a los ventisqueros de la Bellida en el Alto Palancia.

Más del 50% de estos depósitos de nieve, en nuestra Comunidad, se encuentra por encima de los 1.000 m.s.n.m., con una orientación que oscila entre noroeste, norte, y noreste, buscando en la medida de lo posible umbrías con una mínima incidencia del sol.
De los 76 depósitos de nieve conocidos en la provincia de Alicante, unos 30 se encuentran en la Sierra de Mariola, de los cuales, unos 13 se pueden localizar, encontrándose en un estado de conservación muy variable, pero aun así, podemos disfrutar visitando los mejor conservados, que son: la Cava de l´Habitació, la Cava Arquejada, del Buitre, y la de D. Miquel. 



SENDEROS HOMOLOGADOS EN LA SIERRA DE MARIOLA:

-     GR 7, GR 330, PR-CV 103, PR-CV 277, PR-CV 104, PR-CV 37, PR-CV 37.1, PR CV 57, PR-CV 133, PR-CV 133.1, PR-CV 160, PR-CV 4, PR-CV 35 y PR-CV 313
De todos estos senderos homologados, podemos encontrar toda la información en la página web de la Federació d´Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana:



CÓMO LLEGAR:

Hay que llegar a Agres y una vez rebasado Agres, subir hasta el Convent de La Mare de Deu del Castell de Agres.

De Valencia hasta el Convent de La Mare de Deu del Castell de Agres, hay unos 106 kilómetros y una hora y veinte minutos de viajes.

Saliendo de la Pantera Rosa, salimos en dirección Alicante.

A unos 14 kilómetros continuamos por el carril de la izquierda A-7 Alicante – Albacete.

A  58 kilómetros tomamos la salida que marca Alcoi – Gandía  CV-40

A unos 91 kilómetros tomar la salida 431 Muro de Alcoi y seguimos hasta llegar a una rotonda y tomamos a la derecha dirección  Agres por la CV-700

Llegamos a Agres 100 kilómtros más o menos y no entramos a Agres Seguimos recto por la carretera que llevamos, hasta que a unos 2 ó 3 kilómetros encontramos una señal que nos indica a Agres a la Izquierda.



Seguimos por esta entrada a Agres y al poco encontramos justo cuando veamos el Cartel de Agres, que en una curva a izquierdas, a nuestra derecha, parte una pista  asfaltada que tiene un cartel que indica SANTUARI, seguir la pista.




Llegamos a una zona recreativa que pone Montblanc y en la que hay un refugio de madera: Refugio Zamorano,

seguimos por la pista asfaltada, no hay duda, pues la otra pista que parte en subida, está cerrada.


Seguimos la pista hasta que nos lleva hasta el convento, en donde hay fuente, mesas, bancos, aseos y contenedores de basura.








MAPA:




PERFIL:






DESCRIPCIÓN REDUCIDA DE LA RUTA:

La ruta que se describe, es circular, saliendo desde el Santuario de la Virgen de Agres, por el PR-CV 27, hasta el refugio del Montcabrer, en donde abandonamos el PR-CV 27 que continua a Cocentaina.

Desde el refugio del Montcabrer, visitamos la Cava de l´Habitació y subimos hasta el Teix, para apreciar la vista panorámica de la Sierra de Mariola y resto de sierras circundantes.

Del Teix retrocederemos nuestros pasos pasando junto al refugio del Montcabrer de nuevo y continuando hacia la Cava Arquejada por la pista que va a la Font de Mariola. Visitamos la Cava Arquejada.

De la Cava Arquejada, seguiremos la pista que en sentido S continúa hacia la Font de Mariola, hasta que las marcas blancas y verdes, nos hacen abandonar la pista, para desviarnos en bajada por nuestra derecha para visitar la Cava del Buitre, la cual se encuentra escondida en esta zona.

 De la cava del Buitre, retrocedemos nuestros pasos hasta llegar de nuevo a la pista por la que íbamos, para a los pocos metros, cuando esta toma una curva pronunciada a la izquierda en bajada, nosotros abandonamos la pista por nuestra derecha y seguimos las marcas blancas y verdes que en sentido S-SW nos llevan por el cordal de la sierra.

Al desembocar el cordal casi perpendicularmente a una pista, ésta la tomamos a la derecha y la continuamos en bajada, en sentido N-NE siguiendo las señales blancas y verdes.

La pista describe una curva a la izquierda, entrando en la umbría de la sierra, seguimos la pista, hasta que en un cruce en Y, tomamos el ramal de la izquierda que en subida se va aproximando hacia el contrafuerte rocoso de la sierra, pasando antes por el ventisquero de Don Ignacio, a nuestra izquierda y junto a él,  a nuestra derecha se encuentran las ruinas de la Casa de D. Ignacio.

Seguimos el sendero que nos conduce en diagonal en subida hacia el cordal de la sierra en las inmediaciones del Alt de la Cava. Seguimos el sendero por el que ya pronto hacia el W divisamos la Cava de Don Miquel, a la que llegamos en pocos minutos.

De la Cava de D. Miquel, retrocedemos nuestros pasos unos metros y en la señalización vertical tomamos el PR-CV 104 en sentido NE, el cual en continuo descenso, primero por senda, y luego por pista, nos conducirá, hasta el refugio Zamorano, y de este, por pista asfaltada en sentido E, nos llevará en pocos minutos hasta el Santuario de la Virgen de Agres, fin de nuestra excursión.






DESCRIPCIÓN DETALLADA DE LA RUTA:

W.P.- 1: SANTUARIO DE LA VIRGEN DE AGRES NE-E SEGUIR PR-CV 27
T. MOVIMINETO
00:00:00 h.
D. ACUMULADA
00000 m.
ALTITUD: 775 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
 00:00:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S x=715823 y= 4294839




















Del Santuario de la Virgen de Agres, tomamos el PR-CV 27 cuyo inicio está en la fuente, junto a la cual encontramos el panel informativo del PR. El sendero va rodeando el santuario, y entrando en el Barranc del Molí, el cual atraviesa y vamos tomando altura entre pinos.



Poco  a poco el sendero nos va situando en el lomo de un contrafuerte que baja de la montaña, quedando a nuestra izquierda el Barranc d´Els Quinyons.


AL FONDO SE VE EL BENICADELL

Continúa subiendo, y desembocamos en un camino ancho, el cual tomamos a nuestra izquierda, este camino ancho es el sendero botánico dels Teixos, que conduce al pequeño reducto de tejos que conforma el bosque de tejos más meridional de Europa. Lo abandonamos a los 4 metros, y tomamos un sendero en subida a nuestra derecha.



Continuamos subiendo durante un rato. Tras un rato ya a lo alto se adivina el refugio del Montcabrer. Antes empezar a subir unos escalones, a nuestra izquierda y entre mucha maleza, sale un pequeño rastro de sendero que  en muy pocos metros en horizontal, nos sitúa en la Cava del Teix.





W.P.- 2: CAVA DEL TEIX CONTINUAR HACIA EL REFUGIO.
T. MOVIMINETO
01:01:00 h.
D.ACUMULADA
2.500 m.
ALTITUD:  1.186  m.s.n.m.
T. ACUMULADO
01:02:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S x=717114y=4294205




La Cava del Teix, prácticamente no se ve,  si no fuera por la barandilla de madera que la rodea y de un cartel que se lee muy mal, sin estas evidencias, no que está aquí la cava, pues está totalmente colonizada por maleza y en su centro ha promocionado un tejo, y que a él debe  el nombre.



Construida en el siglo XVII, está situada en el municipio de Agres y tiene una capacidad de uno 200 m³

Retrocedemos nuestros pasos y nos volvemos a situar en el camino de subida al refugio del Montcabrer, acometiendo los escalones, que en corta, pero dura subida nos sitúan en la puerta del refugio del Centre Excursionista de Alcoi.






W.P.- 3: REFUGIO DEL MONT CABRER TOMAR PISTA IZQUIERDA E.
T. MOVIMINETO
 01:07:00 h.
D. ACUMULADA
2.680 m.
ALTITUD:   1.214 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
 01:11:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S  x=717119  y=4294116




El refugio se construyó en 1975, sobre las ruinas de las antiguas casas del nevater que cuidaba estas cavas, y en las que había una modesta ermita en la que se veneraba la Virgen de las Nieves.




Desde el refugio tomamos a nuestra izquierda, E, la pista que sube al Teix. A los poquísimos metros a nuestra izquierda encontramos la Cava de L´Habitació




W.P.- 4: CAVA DE L´HABITACIÓ SEGUIR PISTA NE.
T. MOVIMINETO
 01:09:00 h.
D. ACUMULADA
 2.750 m.
ALTITUD:  1.220  m.s.n.m.
T. ACUMULADO
 01:14:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S  x=717167  y=4294122




Esta cava se encuentra en la vertical de la Cava del Teix, y en el inicio del Barranc d´Els Quinyons.









Se encuentra en muy buen estado, conservando buena parte de la cúpula. Se construyó en el siglo XVII, y tiene una capacidad de 320 m³en sus inmediaciones existe un panel informativo de la cava y de la recolección de la nieve.





Continuamos subiendo la pista en sentido NE hasta llegar al pico Teix.





W.P.- 5: PICO TEIX
T. MOVIMINETO
 01:16:00 h.
D. ACUMULADA
 3.090 m.
ALTITUD:   1.253 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
 01:24:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S  x=717325  y=4294365




El pico Teix, es un magnifico mirador de toda la Sierra de Mariola, desde donde no solo lo podemos contemplar el Montcabrer y el resto de la sierra, sino que, podemos observas el resto de las sierras circundantes.


EL BENICADELL AL FONDO

En su cumbre hay un observatorio forestal de vigilancia contra incendios.


Retrocedemos sobre nuestros pasos, para volver a bajar por la pista que hemos subido, pasando de nuevo junto a la cava de l´Habitació, y del refugio del Montcabrer.


EL MONTCABRER.

Una vez sobrepasado el refugio, torceremos en la pista a la izquierda, y al poco a la derecha, para dirigirnos a la Cava Arquejada, que al poco aparecerá ante nuestros ojos en todo su esplendor. 


Refugio del C.E.A. bajando del Teix.










La Cava Arquejada.



W.P.- 6: CAVA ARQUEJADA. CONTINUAR PIRSTA S-SO UNO 700 METROS
T. MOVIMINETO
01:27:00 h.
D. ACUMULADA
 3.780 m.
ALTITUD:   0000 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
01:42:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S  x=716920  y=4293995



La Cava Arquejada, es el símbolo de la Sierra de Mariola, de la industria de la nieve en nuestra comunidad. No existe nevera más fotografiada que la Cava Gran o Arquejada, que la ha convertido en la imagen de la sierra que más mundo ha recorrido en carteles, folletos y documentales.




La Cava Arquejada o Gran en 2007 antes de su restauración 



Interior de de la Cava Arquejada en 2007 antes de su restauración.





La Cava Arquejada en 2013. Inicio de la restauración.




La Cava Arqujada, ya restaurada. octubre de 2017









Con sus 1.936 m³es la cava de mayor volumen de todas las de esta sierra, construida entre los siglos XVII y XVIII por la ciudad de Xàtiva, obra del navatero Joan Puig, suministraba hielo a San Felipe, actual Xàtiva, Fageca, Ibi y otros pueblos de las comarcas dela Ribera y la Costera.

Se utilizó comercialmente hasta 1906 y esporádicamente hasta principios de 1930 siendo su último propietario un vecino de Agres.




La Cava Arquejada en 1926
En la década de los años 30 del pasado siglo, se desmanteló su cubierta, reaprovechando su materiales para diversos edificios de la población, parte de sus tejas y vigas se utilizaron en la rehabilitación del Santuario de la Virgen de Agres.

Seguimos la pista que pasa junto a la Cava Arquejada en sentido S-SO y que conduce a la Font de Mariola.







Seguimos la pista.




A nuestra izquierda al fondo, podemos contemplar la Font Roja y el Mejador.
A unos 700 metros, y una vez hayamos rebasado la entrada a una pista a nuestra derecha, en un pino a nuestra derecha, veremos unas marcas de SL blanca y verde, que nos hace tomar una entrada en bajada a nuestra derecha, que nos introduce en una umbría en la que encontraremos la Caveta del Buitre.






   
W.P.- 7: CAVETA DEL BUITRE. RETROCEDER HASTA LA PISTA DE NUEVO
T. MOVIMINETO
 01:39:00 h.
D. ACUMULADA
 4.540 m.
ALTITUD:   1.206 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
 02:01:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S  x=716300  y=4293842




La Caveta del Buitre se encuentra en una umbría bastante protegida del sol y en un perfecto estado de conservación, con su cubierta totalmente intacta.



Caveta del Buitre.


Interior de la Cava.





Detalle de la cubierta, en perfecto estado. Aún se conserva el brazo desde donde se colgaba la polea para la extracción del hielo.
También fue construida por la ciudad de Xàtiva en el siglo XVII, con una capacidad de 350 m³



Volvemos sobre nuestros pasos hasta llegar de nuevo a la pista por la que veníamos. La seguimos en sentido W, enseguida la pista describe una curva hacia la izquierda, y justo en ese punto a nuestra derecha vemos unas marcas blancas y verdes de SL, por las que abandonamos la pista.

W.P.- 8: DEJAMOS PISTA Y TOMAMOS SENDERO A LA DERECHA MARCAS BLANCAS Y VERDES
T. MOVIMINETO
 01:45:00 h.
D. ACUMULADA
 4.750 m.
ALTITUD:    1.217 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
 02:08:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S  x=716288  y=4293791




Abandonamos la pista por nuestra derecha siguiendo las marcas de SL, que nos conducen por el cordal de la sierra en sentido NW-W.



























El sendero discurre por el cordal de la sierra, mayoritariamente por su lado meridional y en descenso.








El senderillo desemboca en una pista que nos llega por nuestra izquierda en el Portell y que viene de la Foia Ampla, nosotros la tomamos a la derecha, y en pocos metros comienza a bajar.



Seguimos las marcas blancas y verdes. Al poco de iniciar la bajada, la pista describe una curva a la izquierda, introduciéndose entre pinos a la umbría de la sierra, y discurriendo más o menos en llano.






El amplio camino entre pinos, comienza a remontar ligeramente, cuando llegamos a un cruce en Y, en donde tomamos el ramal de la izquierda que es de subida, y desestimando el de la derecha que sigue en bajada.



Ahora el sendero repunta un poco más, pasando junto al Ventisquero de Don Ignacio.




W.P.- 9: VENTISQUERO Y CASA DE D. IGNACIO SEGUIR W-SW
T. MOVIMINETO
02:24:00 h.
D. ACUMULADA
m. 6.640
ALTITUD:  1.092 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
02:51:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S  x=715075  y=4293926




El Ventisquero de Don Ignacio, se encuentra junto a los restos de la Casa de Don Ignacio, a la izquierda del camino. Se puede apreciar perfectamente el pozo de forma cónica que se encuentra en la vertical del Alt de la Cava.


Ventisquero de Don Ignacio.

Ahora el sendero repunta en diagonal derivando paulatinamente hacia el cordal de la sierra, hasta que lo alcanza en las inmediaciones del Alt de la Cava.








Ahora ya sigue por el amplio cordal, y a los pocos metros hacia el W, ya se divisa la robusta estructura de la Cava de Don Miquel, con aspecto más de castillo que de cava. Al poco llegamos a la Cava de Don Miquel.

La Cava de Don Miquel con Bocairent al fondo.



W.P.- 10: CAVA DE DON MIQUEL. TOMAR EL PR-CV 104 NE.
T. MOVIMINETO
02:43:00 h.
D. ACUMULADA
7.510 m.
ALTITUD:  1.059 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
03:53:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S x=715823 y= 4294839



La cava se encuentra en terreno del municipio de Bocairent, en las proximidades del término de Alfafara.


Al estar situada sobre roca, el pozo no se pudo escavar y se tuvo que levantar unos muros para lo cual se construyeron ocho enormes contrafuertes de forma octogonal.











Vivienda de la Cava




Chimenea de la Cava
Se estima que su construcción se realizó en la primera mitad del siglo XVII, en un sillar de la parte SW, con dificultad se adivinan unas fechas 1780-1792.  Su volumen es de unos 1.700 m  Su estado es de bastante ruina, pues ya no conserva la cubierta, así como la vivienda y algunas galerías amenazan derrumbe.

Al estar situada más en un alto que en la umbría, expuesta al viento, parece ser que nunca llegó a llenarse del todo. José Manuel Almerich Iborra, en su libro “Montañas de la Comunidad Valenciana: Caminos, Parajes y Paisajes abiertos al Mediterráneo” comenta que según Jorge Cruz le comentó, el propietario de la cava prefirió esta ubicación por prestigio, ya que por la noche cuando se encendía fuego, era visible desde la ciudad de Valencia.

Tras visitar la cava, retrocedemos unos metros nuestros pasos, hasta la señalización vertical de senderos que hay, para tomar el inicio del PR-CV 104, que en un principio discurre por senda en bajas y en  sentido NE, y posteriormente por pista que en varias lazadas nos conduce hasta el Refugio Zamorano.



















Desde el refugio Zamorano, tomamos la pista asfaltada a nuestra derecha en sentido N-NE que en pocos minutos nos conduce hasta el Santuario de la Virgen de Agres.







W.P.- 11: SANTUARIO DE LA VIRGEN DE AGRES.
T. MOVIMINETO
03:37:00 h.
D. ACUMULADA
10.450 m.
ALTITUD: 775 m.s.n.m.
T. ACUMULADO
04:26:00 h.
DATUM: WGS 84
UTM
30S x=715823 y= 4294839








Santuario de la Virgen de Agres, donde finaliza la excursión.









Fuentes, bibliografía y cartografía:

-       Observaciones y anotaciones del autor del artículo en siete visitas a la zona.

-       Americh Iborra José Manuel “Montañas de la Comunidad Valenciana. Caminos, Parajes, y Paisajes abiertos al Mediterráneo” Edita: Caja de Ahorros y Préstamos de Carlet. Obra Social III edición, abril 2006.

-       Cebrián Gimeno Rafael “Por las cumbres de la Comunidad Valenciana, 50 montañas escogidas” Edita: Centre Excursionista de Valencia 1994.

-       Cebrián Gimeno Rafael “Montañas Valencianas V” Edita: Centre Excursionista de Valencia 2004.
-        
-       Capel Oracio “El comercio de la nieve y el hielo” Revista bibliográfica de geografía y ciencias sociales. Universidad de Barcelona nº 16 24 de abril 1997

-       Cruz Orozco Jorge “Patrimonio del comercio valenciano del frío” Revista Saitabi, 54 (2004) pp. 201-221

-       Cruz Orozco Jorge “L´Aprofitament de la neu a la muntanya Bètica valenciana” Recerques del Museu de Alcoi nº 8 pp. 53-61 1999

-       Mallol Ferrándiz José “Alicante y el comercio de la nieve en el último tercio del siglo XVIII” Revista  de historia moderna, Anales de la Universidad de Alicante 1988

-       Lacarra Julio, Sánchez Ximo y Jarque Francesc “Las observaciones de Cavanilles. Doscientos años después” Libro Cuarto. Edita: Fundación Bancaja, 1997

-       López Seguí Eduardo y Torregrosa Giménez Palmira  “Cava Gran o Arquejada (Agres)”  Editores: A. Guardiola Martínez y F.E. Teodoro Fernández. Sección de Arqueología del Ilustre Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Alicante. Año 2012

-       Segura Martí José María “La industria de la nieve en las montañas alicantinas” Revista Narria. Edita Museo de Artes y Tradiciones Populares de la Universidad Autónoma de Madrid.


-       Cartografía: “Sierra de Mariola” Mapa i guía excursionista escala 1:25.000. Edita: El Tossal Cartografía 1º edición març 2009